Circe y Circos

miércoles, 18 de septiembre de 2013

...

No puedo escribir en cuadernos viejos:
las fotos fueron cambiando
y el espejo
refleja borroneado.

No puedo leer
mis cuadernos viejos.

¿Cuáles son los códigos
de esos viejos textos?
¿Cuáles son los días
de aquellos renglones gordos?
¿Cuántas son las letras
que atravesaron mi cuerpo?
¿Cuáles?

¿Cómo son los libros que me esperan?
¿Cuál es el tiempo
que llevo en estos días?
¿Cuántos son los versos que traen
calor de estrellas nuevas
cuando empieza inexorable la muerte
después del nacimiento?

martes, 7 de mayo de 2013

Sirenas

Una mujer con portaligas
terminaría el partido en esa jugada;
pero se acomoda
mezquinando el apuro;
reza  tu ego
danza  tu espina
y susurra tus estrellas exitadas.

El tiempo va en sus caderas,
la suerte, escondida en cintura
que se ofrece
a ser domada.
Sólo entonces sube a tus sueños
para arrancarte el paraíso
el exilio
y el amor.


Una mujer con portaligas
lleva un plan;
y si quiere
apaga todos tus cielos.

lunes, 15 de abril de 2013

Propuesta decente

Poeta,
usted que es tan gentil,
hágame una metáfora...
Más meta que fora,
si se permite el deseo,
y con la pluma firme
suelte la tinta en mi;
báñeme de letras pegajosas,
láveme en suspiros
y borre todo lo que sobra
para evitar poemas.
Yo le ofrezco
un después si giros
ni comparaciones.

sábado, 13 de abril de 2013

lunes, 1 de abril de 2013

Golpe a mi estado

Me disuelvo viento
en las entrañas de este tiempo.
Yo que no creía,
que me cegaba en vuelo
y nube
y derrota.
Yo que me vestía de esmero
y sin desnudarme
me atreví a ser Eva y sicario.

yo:
   que me reiné en dos letras pesadas,
   que me incliné siendo soberana,
   y permití
   sin dar permiso.
   Yo que sublevé mis poros
   hasta derrocarme
   y me disolví en el viento
   de playas livianas,
   de campos sembrados
   con pocas palabras.

Yo que maté al espejo que me revelaba
y asfixié la sangre sin garganta;
me resuelvo libre
de ser libre
y de mis vientos
soberana.



Desenredemos esto

Desenjuagame el pelo
que la espuma de estos días
me está dando comezón.
Las puntas se me anudan,
Las raíces se me alacian.

Desenredame el pelo
que los dedos se me fueron
y sólo tengo palma franca
al cachetazo que te niego
o para estas migas
 que quieren comer las palomas
y a las palomas los gatos;
y a esos gatos ratifusos
te los comés vos.

Desenredame el pelo
con dulzura
hasta que no haya más de mi,
más que esta ausencia anudada,
más que esos días felices
en marquitos
que no volvimos a colgar.

Yo mientras tanto
me voy haciendo las trenzas
y salgo a jugar.

jueves, 21 de febrero de 2013

Sí, quiero.

Esta zapatilla izquierda del corazón
Este pulgar que no se enfrenta a la mano
La ruleta rusa de mi boca abierta
La planta ida en vicio de mi pie
La desarticulación sistemática
de esta rodilla flamenca
Mi costilla revelde
mi nariz tobogán
Este yo calecitero
ciego de sortija
quieren soñarte unicornio

otra vez...

miércoles, 17 de octubre de 2012

¿A cuenta de qué?

A rabiar de estos ojos
a morder de estas entrañas
a saber de esta suerte
a esconder de los mapas.
A todo y también de tanto
a siempre que ya no importa
a simple y tan intrincado
y a tantos que ya es lo mismo
la rosa con que me pincho
que el agua...
y la dejo correr.

jueves, 11 de octubre de 2012

¡Quién te ha visto y quién te ve!

Los ojos que adornaban la luna
con noche clara.
Los ojos que encendían estrellas
para marinos perdidos.
Los ojos que eran fuego
y viento y mareas.
Esos ojos zepelines
chuecos de mirar tan firme
hoy tienen nieve de adentro
y congelan la voz.

miércoles, 1 de febrero de 2012

Circe y Circo: Prefiero Lilit

Circe y Circo: Prefiero Lilit

Prefiero Lilith

De todas la Evas
prefiero a Lilith.
El rojo fuego
de los pelos encrespados,
la línea suelta
 de las piernas engreídas,
la firmeza en los pezones...
El calor por debajo del ombligo
en esa  boca álgida
que condena.
Las manos suaves
con capricho
de hincar las uñas
sobre el paraíso.
La lengua pulposa
que sabe enderezar sueños,
y el egoísmo
del placer en la carne.

¡Qué Eva duerma
mártir de sus sueños!

¡Qué Eva duerma
                     con amor...!

Yo prefiero el sexo
opuesto o bien puesto
de Lilith
mordiendo tus pupilas.

miércoles, 18 de enero de 2012

viernes, 4 de noviembre de 2011

Umbral siciliano.

No me mires con los ojos desganados,
se te nota la ausencia en el acento.
El Tiempo-Tic sabe el proverbio:
  ( "El diablo sabe por diablo pero más sabe por viejo")
y así vamos aprendiendo
del Tac y del deseo.

No me mires con los ojos tan abiertos.
Si me sigo reflejando
se me van a ver los duelos
y la nada que se amasa
con el orgullo paciente
sentado en la escalera.

Te vi pasar
delante de la caravana.
Sentí la tierra
golpeando tu madera
y no recé,
y no pagué tus dos monedas;
sólo cerré la puerta
y te acomodé allá
donde guardo las cosas
que aturden.

domingo, 23 de octubre de 2011

Números en Beirut

Año dos mil seis.
Quince horas.
Cincuenta y seis canales apagados.
A.M quinientos noventa en el dial:
                                             Noticias en un minuto: Veinte días, trescientos efectivos, dieciocho mil espectadores, cinco millones de euros...
Y el locutor al fin dice un número pequeño, el siete. Dice siete seguido de la frase "bombas que estallaron en pleno centro de Beirut". Entonces ese número pequeño se convierte en derrumbe de edificios, incendios, asfixia. En chicos que están gritando y en los que ya no. Mamás sin consuelo. Novios sin flores. Mujeres sin promesas. Abuelos que querían morir primero.
Alaridos.
Gritos.
Litros y más litros de sangre.
Pies descalzos.
Manos sueltas.
Incomprensión.
"Aberrancias"
Siete bombas en Beirut.

Un número pequeño que puedo armar con mis dedos y seguir describiendo durante horas sin incluir las palabras "displicencia", "indiferencia", "suerte" o "Dios"; aunque increíblemente ahora ese siete-apocalipsis tenga la misma voz que el pronóstico extendido del tiempo en Capital.

viernes, 21 de octubre de 2011

Presentación

No trates de encontrar mi puerta
porque quizás no exista.
Quereme violeta
simple como soy
y en la tierra.
Besá todos mis nombres
o no nombres ninguno;
pero no me mires hacia atrás,
ya no soy blanca
ni vuelo bajo la luna.