Circe y Circos

lunes, 1 de abril de 2013

Golpe a mi estado

Me disuelvo viento
en las entrañas de este tiempo.
Yo que no creía,
que me cegaba en vuelo
y nube
y derrota.
Yo que me vestía de esmero
y sin desnudarme
me atreví a ser Eva y sicario.

yo:
   que me reiné en dos letras pesadas,
   que me incliné siendo soberana,
   y permití
   sin dar permiso.
   Yo que sublevé mis poros
   hasta derrocarme
   y me disolví en el viento
   de playas livianas,
   de campos sembrados
   con pocas palabras.

Yo que maté al espejo que me revelaba
y asfixié la sangre sin garganta;
me resuelvo libre
de ser libre
y de mis vientos
soberana.