Circe y Circos

jueves, 11 de octubre de 2012

¡Quién te ha visto y quién te ve!

Los ojos que adornaban la luna
con noche clara.
Los ojos que encendían estrellas
para marinos perdidos.
Los ojos que eran fuego
y viento y mareas.
Esos ojos zepelines
chuecos de mirar tan firme
hoy tienen nieve de adentro
y congelan la voz.