Circe y Circos

viernes, 4 de noviembre de 2011

Umbral siciliano.

No me mires con los ojos desganados,
se te nota la ausencia en el acento.
El Tiempo-Tic sabe el proverbio:
  ( "El diablo sabe por diablo pero más sabe por viejo")
y así vamos aprendiendo
del Tac y del deseo.

No me mires con los ojos tan abiertos.
Si me sigo reflejando
se me van a ver los duelos
y la nada que se amasa
con el orgullo paciente
sentado en la escalera.

Te vi pasar
delante de la caravana.
Sentí la tierra
golpeando tu madera
y no recé,
y no pagué tus dos monedas;
sólo cerré la puerta
y te acomodé allá
donde guardo las cosas
que aturden.